Sabado 19 de Agosto de 2017

Registrate NEWSLETTER

La lentitud ayuda a lanzar mejor

¿Quieren hacer lanzamientos más precisos? Háganlos con más suavidad.

La lentitud ayuda a lanzar mejor

¿Quieren hacer lanzamientos más precisos? Háganlos con más suavidad.

Esa es una de las lecciones de un estudio que podría interesar a mariscales de campo de fútbol americano, aficionados a los juegos en ferias o a cualquiera que tire bolas de papel a un cesto de basura. Si falla por mucha distancia, intente hacer tiros más lentos.

Es bien sabido que lanzar rápido sacrifica la precisión. Una razón de esto, creían muchas personas, era que lanzar con rapidez hacía que fuera más difícil soltar el objeto en el momento justo.

Pero el estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science, encontró que incluso después de que se suelta el objeto, los tiros más veloces son menos precisos. "La velocidad con la que se lanza la pelota afecta la curvatura de la trayectoria que toma la pelota", dijo uno de los autores, Madhusudhan Venkadesan, de la Universidad de Yale.

Este efecto es tan pronunciado que el estudio aconseja a quienes buscan precisión que lancen de la forma más lenta posible mientras aún alcanzan su blanco.

Los profesores, Venkadesan y Lakshminarayanan Mahadevan, de la Universidad de Harvard, derivaron sus conclusiones de modelos matemáticos.

"Nuestro trabajo aporta una base de la física a por qué hay un contraste de velocidad/precisión", dijo Venkadesan.

Pero también compararon sus hallazgos con datos tomados de atletas y encontraron que las cifras encajaban adecuadamente. Por ejemplo, el estudio sugiere que la velocidad óptima de un tiro con dardo es de 5.1 a 5.5 metros por segundo. Quienes lanzan dardos lo hacen a una velocidad promedio de 5.8 a 6.7 metros por segundo, lo cual no es mucha diferencia.

De nuevo, la lentitud rinde frutos. De la velocidad sugerida, Venkadesan dijo, "eso es básica-mente lo más lento que se puede lanzar al tiempo que se logra clavar el dardo en el tablero". Si el lanzamiento fuera más lento, "erraría por completo, o va a pegar en el tablero con un golpe muy leve".

Los humanos tienden a haber descubierto, sin recurrir a las matemáticas, las velocidades correctas para hacer lanzamientos en un deporte tras otro.

Una posible razón por la que los humanos son buenos para lanzar: durante decenas de miles de años, dependimos de la caza para sobrevivir. Hay evidencia de que, antes de las lanzas, los cazadores arrojaban piedras. Hacer un buen tiro podría haber marcado la diferencia entre una cena rica en proteínas y pasar hambre. Los investigadores encontraron una sola excepción a la regla de "lento es mejor": el críquet.

La regla tampoco podría ser de mucha utilidad en béisbol. Aunque los lanzamientos más lentos serían más precisos, también serían más fáciles de conectar. Los profesores ofrecen un consejo poco ortodoxo para el básquetbol: considere realizar los tiros libres por debajo del hombro. Los profesores sugieren que la razón por la que más jugadores no han probado el estilo es simple-mente presión social —se ve un poco tonto.

Por VICTOR MATHER

Fuente: The New York Times

volver