Martes 12 de Diciembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

Brazos y rodillas: la celulitis de la que no se habla

Es menos común que la que aparece en piernas y glúteos pero, con la llegada del verano, las polleras, los shorts y las remeras sin mangas, se hace visible en forma permanente y se convierte en un tema de preocupación para muchas mujeres. Recomendaciones y tratamientos para tratarla en forma efectiva en pocas semanas.

06/11/2017

Brazos y rodillas: la celulitis de la que no se habla

Es menos común que la que aparece en piernas y glúteos pero, con la llegada del verano, las polleras, los shorts y las remeras sin mangas, se hace visible en forma permanente y se convierte en un tema de preocupación para muchas mujeres. Recomendaciones y tratamientos para tratarla en forma efectiva en pocas semanas.

El 90% de las mujeres presentan celulitis, y es bastante normal si entendemos que se define como el proceso de aumento de células adiposas que se encuentran bajo la piel, dificultando la circulación y provocando la retención de líquidos. Aparte de los factores hormonales y genéticos, la herencia puede significar la posibilidad de una predisposición para retener líquidos y grasas.

Si bien lo más común es que se presente en piernas y glúteos, también puede aparecer en otras zonas menos comunes como rodillas y brazos. Sus causas son similares: “se trata de una acumulación de lípidos bajo los tejidos de la piel que da lugar a la formación de nódulos grasos y se observa en la superficie de la piel con el aspecto conocido como piel de naranja. La celulitis que viene con el sobrepeso es el tipo más frecuente, y esto es observable en los brazos. El exceso de grasa, junto a la falta de ejercicio y la vida sedentaria, desemboca en un proceso inflamatorio celular en las capas superiores de la piel que hace que los adipocitos se lleguen a multiplicarse, es la denominada celulitis edematosa.

En el caso de la rodillas, la celulitis puede aparecer por la dermis debilitada. “Esto implica que los fibroblastos están comprimidos, dejan de producir colágeno y la epidermis se vuelve más vulnerable. No necesariamente tiene que ver con el sobrepeso. Si el colágeno está debilitado, sucederá el mismo efecto que al intentar poner ladrillos sobre una estructura de gelatina; desembocará en, una dermis con pocas células y una epidermis con células aglomeradas (efecto celulitis) y aprisionadas.”

Lo recomendado para tratar esta patología son los tratamientos que combinen varias tecnologías. Entre los más vanguardistas están Velashape II y III, la primera solución no invasiva de reducción de circunferencia corporal y tratamiento anticelulítico aprobada por la FDA (USA). “Está equipado con la nueva generación de la exclusiva tecnología ELOS (Electro Optical Sinergy), que combina cuatro tecnologías en un solo equipo: vacunterapia, infrarrojos, luz óptica y radiofrecuencia, lo cual lo hacen ideal para el tratamiento anticelulitis, la eliminación de grasa localizada. el modelado corporal y la reafirmación de la piel.” afirma Ricardo Ghigliazza, CEO de Bioesthetics.

La falta de ejercicio, el sedentarismo y la mala alimentación son los otros grandes enemigos al reducir la celulitis, por lo que se recomienda que todos los tratamientos  una dieta baja en grasas y carbohidratos es importante, así como también el ejercicio de forma regular.

Dra. Daniela Sánchez (MN 142323)

, Directora Médica de Bioesthetics Health & Beauty Center.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Seguimos en nuestras redes sociales

 

volver