Domingo 22 de Abril de 2018

Registrate NEWSLETTER

Un clásico del verano. El protector solar ya no es una opción, es imprescindible

Los especialistas opinan sobre los riesgos de no usarlo. Horarios convenientes. Y cómo afecta según la edad.

Un clásico del verano

El protector solar ya no es una opción, es imprescindible

Los especialistas opinan sobre los riesgos de no usarlo. Horarios convenientes. Y cómo afecta según la edad.

En esta época del año, las playas se colman de turistas dispuestos a quitarse el “verde” con el que los abrigó el invierno. Y para aprovechar el buen tiempo y los días de vacaciones que no sobran, son muchos los que se achicharran de cara al sol, sin medir los perjuicios que éste ocasiona. “Año tras año, el sol incrementa sus efectos dañinos sobre la piel. Debido a una capa de ozono cada vez más debilitada -sostiene la doctora Cristina Sciales, médica cirujana, directora de CS Dra. Sciales-. nos encontramos expuestos a permanentes radiaciones solares que resultan muy nocivas para nuestro cuerpo”. Entre los efectos negativos menos serios para la salud, “el sol es la principal causa del envejecimiento cutáneo. El exceso de exposición solar sin la protección adecuada, además, puede ocasionar manchas, arrugas, aumento de lunares, variadas alteraciones oculares y hasta cáncer de piel”, explica la doctora Lilian Demarchi, dermatóloga, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. “El sol emite dos tipos de rayos ultravioleta que dañan, los UVA y los UVB, éstos últimos se incrementan entre las 10 y las 16, horario en el que se recomienda no exponerse a la radiación solar -ejemplifican en el hospital Alemán-. Por su parte, los UVA son altos durante todo el día, tanto a las 8 de la mañana como a las 18”.

“Hay que tomar en serio los efectos dañinos que produce el sol excesivo ya que son acumulativos e irreversibles a lo largo de la vida -aclara Sciales-. Las investigaciones demuestran que el 80 por ciento de los males causados por la radiación solar ocurre antes de los 18 años, debido a la falta de información y descuidos en niños y adolescentes”.

Es importante tener en cuenta que la radiación de rayos ultravioletas también impacta negativamente hasta en días nublados, ya que los rayos invisibles penetran en la piel y provocan diversas dolencias.

“Es fundamental cuidarse del sol durante todo el año, no sólo en meses de primavera y verano. Debemos tomar lo bueno y conocer que tiene efectos benéficos: como en la psoriasis. ¿La clave? Aprender a convivir”, sostiene la doctora Paula Bourren, jefa del servició de Dermatología del hospital Fernández. En este contexto, “los laboratorios han desarrollado no sólo protectores solares con factor alto, sino toda una serie de productos: desde make-up hasta cremas de tratamiento facial con FPS, para aumentar las instancias de protección”, agrega Sciales.

Los envases de los productos que se utilizan para cuidarse de los rayos ultravioletas “deben mostrar en su etiqueta cuáles son los filtros que contiene, cuál es el factor de protección solar y especificar aptos para qué tipos de radiación está elaborados (UVB y UVA), y su resistencia al agua”, comenta Demarchi. Y Bourren agrega que “debemos saber que es muy importante utilizar la cantidad necesaria de protector, en especial si se usan índices bajos de FPS. Una cucharadita de té cubre la cara, el cuello y el escote -continúa-. Y se debe volver a aplicar cada dos horas”.

Demarchi consigna que “también existen protectores contra los rayos infrarrojos (IR-A). Los productos más avanzados en general combinan filtros (reflejan y dispersan la radiación) y químicos (absorben y transforman la radiación) en fórmulas bien estabilizadas y resistentes al agua”.

¿Cuál es el factor de protección ideal? “Se debe utilizar contra los UVB siempre mayor a 30 FPS, para la población general y factor de 50 a 99 para los casos en los que indique el médico tratante”, resume Bourren.

También hay que cuidar los ojos

En verano, muchas personas se dedican a cuidar la piel de los efectos nocivos del sol, pero "muchas veces se olvidan de los problemas que pueden ocasionarle a los ojos -explica la doctora Marina Petersen, del servicio de oftalmología del hospital Alemán-. Los rayos ultravioletas (UVA y UVB) son dañinos para la vista, que pueden producir irritación, conjuntivitis y / o queratitis (inflamación de la córnea) ". La doctora Pilar María Nano, coordinadora del Instituto Nano, agrega que "En casos donde la exposición al mar puede prolongarse puede terminar en una úlcera corneal". También puede provocar daños en el cristalino y la retina, dos lesiones oculares irreversibles ". Usar lentes de sol es imprescindible.

 

DRA. PAULA BORREN

Médica Dermatóloga

MN. 83044

Jefa Dermatología Hospital Fernández

CABA

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Seguimos en nuestras redes sociales

 

volver