Domingo 16 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

Esclerosis múltiple y su rehabilitación - Intervenir y contener al paciente en cada brote Aprovechando el tiempo de remisión para rehabilitar

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria desmielinizante y neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central (cerebro, médula espinal y nervio óptico). Una vez producido el daño de las fibras nerviosas en su cobertura “la mielina”, se observa perdida de funciones a causa de una deficiente conducción nerviosa entre el cerebro y el resto del cuerpo.

30 DE MAYO: DIA MUNDIAL DE LA EM

Esclerosis múltiple y su rehabilitación

Intervenir y contener al paciente en cada brote

Aprovechando el tiempo de remisión para rehabilitar

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria desmielinizante y neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central (cerebro, médula espinal y nervio óptico). Una vez producido el daño de las fibras nerviosas en su cobertura “la mielina”, se observa perdida de funciones a causa de una deficiente conducción nerviosa entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Se ven afectados principalmente los adultos jóvenes. La incidencia actual muestra un mayor índice de afectación de mujeres menores de 40 años y en hombres mayores de esa edad. En el 70% de los casos el primer episodio o brote se suele producir entre los 20 y los 40 años, el 20 % desarrolla la enfermedad después de los 40 años y sólo en el 10% se presenta a partir de los 50 años.

Lossíntomas comunes al inicio son hormigueo, las dificultades en el movimiento, dificultades en control de esfínteres, fatiga. Los síntomas sensoriales (cambios en la sensibilidad): Adormecimiento u otras sensaciones anormales, dificultad visual, vértigo.

Los síntomas motores (alteración en la función muscular): debilidad, lentitud para caminar o mantener el equilibrio, temblor, rigidez, inestabilidad, cansancio anormal. A su vez, los Síntomas viscerales incontinencia fecal o urinaria, estreñimiento, impotencia sexual, entre otros.

En la actualidad no existe ningún tratamiento curativo para la esclerosis múltiple y los tratamientos disponibles están dirigidos a modificar la secuela funcional que la evolución de la enfermedad conlleva, es decir paliar sus síntomas y rehabilitar al paciente.

“La rehabilitación de la EM centra su esfuerzo en poder diagnosticar el déficit funcional y poner en marcha una serie de acciones de rehabilitación interdiciplinaria tendientes a disminuir el impacto de la minusvalía. La EM pone en desventaja a los pacientes dado que son muy jóvenes cuando la enfermedad los afecta; en esas etapas se encuentran en plena actividad familiar, profesional, laboral y el estado de la enfermedad impacta sobre todas estas áreas, por eso es tan importante intervenir y contener a los pacientes en cada brote aprovechando el tiempo de remisión para rehabilitar. Es muy importante el vínculo con el paciente dado que la enfermedad lo requiere” comenta la Dra. Lilian Pérez Jefa de Medicina Física y Rehabilitación en Alcla, Clínica de Rehabilitación Integral.

Diversos investigadores en todo el mundo están tratando de develar las causas de esta enfermedad autoinmune. La Esclerosis Múltiple se investiga al mismo tiempo y de forma coordinada desde 5 disciplinas que interactúan con la enfermedad:

 Desde la investigación genética que estudia los factores genéticos que predisponen a padecerla.

 Desde la investigación inmunológica que se centra en estudiar cómo interactúan entre ellas las diferentes células inmunológicas.

 La investigación neurobiológica. Se enfoca en investigar los procesos que pueden regenerar la mielina y en encontrar marcadores biológicos que permitan identificar la evolución de la Esclerosis Múltiple.

 La investigación epidemiológica que recoge datos poblacionales y los analiza para detectar diferencias entre las personas afectadas. Estudia también la evolución de la Esclerosis Múltiple.

 Desde la investigación ambiental que estudia la exposición solar, la vitamina D, la exposición a determinados virus en algunos momentos de la vida o el hábito de fumar como posibles factores que podrían desencadenar en Esclerosis Múltiple.

“Actualmente existen múltiples fármacos que pueden modificar el curso clínico de la enfermedad, y otros agentes terapéuticos que mejoran significativamente muchos de los síntomas discapacitantes. Una utilización adecuada de estos recursos terapéuticos junto con la rehabilitación puede permitir un mejor control de la enfermedad e influir significativamente en la calidad de vida de los pacientes” concluye la Dra. Marina Romano, Neuróloga consultora de Clínica Alcla.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Seguimos en nuestras redes sociales

 

volver