Viernes 22 de Septiembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

http://www.omint.com.ar/Website2/Portals/0/images/news/artmed-cardio-vera16.jpg

¿Enfermedad Cardiovascular que factores de riesgo podemos modificar

Recomendaciones para tener un corazón saludable. Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de mortalidad a nivel mundial; por esta razón, los casos asociados a discapacidad o deterioro de la calidad de vida aumentan año tras año.

Enfermedad Cardiovascular: ¿qué factores de riesgo podemos modificar?

http://www.omint.com.ar/Website2/Portals/0/images/news/artmed-cardio-vera16.jpg

Recomendaciones para tener un corazón saludable

Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de mortalidad a nivel mundial; por esta razón, los casos asociados a discapacidad o deterioro de la calidad de vida aumentan año tras año.

Ellas representan el producto final de una serie de interacciones complejas; como la predisposición genética, factores ambientales y estilo de vida que afectan al corazón y a vasos sanguíneos de distintas partes del cuerpo.

Los factores de riesgo más relevantes son:

Tabaquismo, sedentarismo (falta de actividad física), estrés, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, colesterol elevado, edad mayor a 55 años, antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, síndrome metabólico, enfermedades inflamatorias crónicas, enfermedad renal crónica.

Algunos se pueden prevenir a través de la actividad física, la cesación del hábito tabáquico, un peso saludable y controlando el estrés a través de diversas técnicas.

Asimismo, el buen control de las enfermedades crónicas asociadas a riesgo cardiovascular elevado ayuda a disminuir las complicaciones y por ende, a tener una mejor calidad de vida. Esa es la importancia del control anual con un médico de cabecera que ordenará los estudios necesarios para el diagnóstico y el tratamiento precoz.

Seguir el tratamiento indicado con el fin de lograr un buen control de la presión arterial, la glucemia, el colesterol y el peso, entre otros, son fundamentales para disminuir los riesgos.

Las alteraciones cardiovasculares, una vez instaladas y sin tratamiento adecuado, pueden dañar diversos órganos:

Cuando el sistema de irrigación cardíaco es el afectado, se manifiesta a través del infarto agudo de miocardio o la angina de pecho.

Si el sistema nervioso central tiene déficit de irrigación sanguínea puede desencadenar un  accidente cerebrovascular o ACV con la consecuente dificultad motora, para el habla o deglución según la gravedad.

El déficit de irrigación sanguínea en otros órganos puede acarrear problemas en miembros inferiores, como alteración en la marcha por claudicación intermitente o alteración en la función renal.

Si querés identificar tu grado de riesgo, consultá con tu médico, que lo evaluará en forma personalizada acorde con tu estilo de vida, antecedentes familiares y otras enfermedades.

Desde OMINT ponemos a disposición de los socios el Programa para dejar de fumar, que apunta a reforzar la voluntad individual y otorga herramientas para desenvolverse cotidianamente, sin necesidad de fumar.

Recordá que los profesionales médicos acompañan la decisión de abandonar el cigarrillo. Además, el Programa cuenta con talleres grupales coordinados por profesionales que trabajan la contención del grupo y aspectos estratégicos para manejar las ansiedades.

A modo de conocer los resultados de la experiencia de los socios que participan en el Programa para dejar de fumar de Omint, en octubre de este año -luego de un año de iniciado el programa­,  se realizó una encuesta a los participantes; te comentamos algunos puntos destacados de ese estudio:

http://www.omint.com.ar/Website2/Portals/0/images/bullet_listing.jpg 7 de cada 10 socios que participaron en el programa dijeron haber abandonado el cigarrillo.

http://www.omint.com.ar/Website2/Portals/0/images/bullet_listing4.jpg El 86.6 % de los que participaron recomendarían el Programa para dejar de fumar.

http://www.omint.com.ar/Website2/Portals/0/images/bullet_listing6.jpg La recomendación asciende al 90.8% de los socios que participaron en el taller. 9 de cada 10 socios lo recomiendan.

http://www.omint.com.ar/Website2/Portals/0/images/bullet_listing5.jpg El 85% de los pacientes que abandonaron consideran que el programa los ayudó a dejar el cigarrillo.

Más allá de la teoría, se pudo concluir que quienes participan en el programa están satisfechos y han dejado de fumar en un alto porcentaje.

Esperamos que estos resultados sean motivadores para que inicies el próximo, como uno de los tantos cambios que podés realizar para tener un corazón saludable.

Fuente: OMINT

Fuente: Doctora Sabrina Levi - Coordinadora Médica Programas Especiales. Encuesta realizada por Omint en octubre de 2016.

 

volver