Martes 12 de Diciembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

Preocupación por dos muertes por meningococo en el interior bonaerense

Coronel Pringles dos mujeres fallecieron víctimas de un cuadro severo de septicemia, provocado la bacteria Neisseria meningitidis, conocida como meningococo. Salud provincial realizó un operativo con antibióticos en unos 20 chicos, en contacto con las víctimas.

 

Preocupación por dos muertes por meningococo en el interior bonaerense

3/OCT/17  Coronel Pringles dos mujeres fallecieron víctimas de un cuadro severo de septicemia, provocado la bacteria Neisseria meningitidis, conocida como meningococo. Salud provincial realizó un operativo con antibióticos en unos 20 chicos, en contacto con las víctimas.

La semana pasada, especialistas internacionales presentaron en Buenos Aires una vacuna contra un tipo de meningococo, que ya está disponible en el sector privado desde agosto de este año. La enfermedad puede ser fatal si no se trata correctamente, y provocar una infección masiva en menos de 48 horas, como sucedió en la localidad de Coronel Pringles, donde al menos dos mujeres murieron por el mal. Según informaron las autoridades sanitarias locales, las víctimas sufrieron un cuadro de septicemia producto de la bacteria Neisseria meningitidis, conocida como meningococo. Ante esta situación, el Ministerio de Salid provincial desplego un operativo sanitario, para evitar nuevos contagios. 

Coronel Pringles está ubicado al sur de la provincia de Buenos Aires, y tiene poco menos de 25 mil habitantes. Allí, dos mujeres de 25 y 34 años murieron a causa del meningococo, lo que despertó la alarma en toda la región. De inmediato, el Ministerio de salud provincial encargó un importante operativo sanitario, que incluyó realizó profilaxis con antibiótico a veinte chicos con los que trabajaban las víctimas y otros cincuenta contactos. “Fueron dos cuadros de shock séptico graves, secundarios a una infección por meningococo”, confirmó Nicolás Queti, director del Hospital Municipal Manuel Cabrera, en una entrevista con una radio local. 

Por su parte, el secretario de Salud comunal Esteban Berruet dio una conferencia de prensa donde habló del fallecimiento de las dos empleadas municipales. “Desde el primer momento, cuando estuvo la sospecha clínica, se hicieron las alertas que corresponden en Región Sanitaria y en Ministerio de Salud y se actuó en consecuencia con las pautas que se plantearon, que eran la profilaxis antibiótica de todos los contactos directos, es decir familiares de las dos pacientes, núcleo de trabajo y los chicos con los que trabajaban”, sostuvo el funcionario. “La intención nuestra es llevar a la población, calma. Y en honor y en respeto al dolor de las familias y en homenaje a las dos pacientes y al trabajo de todos durante el fin de semana, y que siguen trabajando por lo que se ha generado con esto, llamamos a la mesura y a manejarnos con informaciones válidas emanadas de fuentes oficiales, limitadas a conductas con fundamento”, sostuvo Berruet. 

La Neisseria meningitidis es una bacteria que puede producir infecciones graves, como meningitis (inflamación de las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal) y sepsis. Tiene trece diferentes serogrupos, de los cuales, el B y W son los más frecuentes en la Argentina. La bacteria se transmite a través de microgotas que se emiten al hablar o toser. Requiere de un contacto directo y prolongado con el individuo portador. La mayoría de las personas que se contagian con meningococo no desarrolla la enfermedad. Las bacterias se quedan en la orofaringe durante algún tiempo antes de ser eliminadas por el sistema inmune. Aunque no desarrollen la meningitis, las personas infectadas pueden transmitir la bacteria a otros. Si bien pueden darse casos en adultos, afecta principalmente a niños y adolescentes. “Los casos en adultos son esporádicos. Se considera una enfermedad pediátrica, ya que el 70 por ciento de los casos se observa en niños menores de 6 meses”, indicó Angela Gentile, jefa del Servicio de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez de la Ciudad de Buenos Aires. 

La única herramienta para prevenir la enfermedad meningococica es la vacunación. A partir de enero de este año se comenzó a aplicar en la Argentina la vacuna antimeningocóccica cuadrivalente, que actúa contra los serogrupos A, C, W e Y. La inmunización es gratuita y obligatoria para los lactantes (se requieren tres dosis a los 3, 5 y 15 meses de edad) y los chicos de 11 años. “La vacuna es muy importante. Da protección a los chicos pero también, al disminuir la colonización nasofaringea, que es donde se encuentra el meningoccoco, protege a los adultos. Doble tarea: baja colonización y, por otra parte, genera anticuerpos. Pueden aparecer casos pero a medida que pase el tiempo, vamos a tener mejor protección no sólo para los chicos sino para toda la comunidad”, indicó Gentile, miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN).

FUENTE CONAIN

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Seguimos en nuestras redes sociales

 

volver