Sabado 25 de Noviembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

Luz roja para la comida chatarra

Los riesgos cardiovasculares asociados a la obesidad son ampliamente conocidos. Además,existen riesgos de sufrir trastornos psicológicos como depresión cuando el sobrepeso es una constante

Luz roja para la comida chatarra

Los riesgos cardiovasculares asociados a la obesidad son ampliamente conocidos. Además,  existen riesgos de sufrir trastornos psicológicos como depresión cuando el sobrepeso es una constante. Estudios realizados en Gran Bretaña alertan sobre síntomas de depresión encontrados en personas cuyas dietas son excesivas en carne procesada, chocolates, postres azucarados, comida frita, cereales refinados y lácteos altos en grasa. Por el contrario, las frutas y los vegetales previenen la aparición de estos síntomas.

Las personas obesas tienen altas probabilidades de sufrir complicaciones cardiovasculares: hipertensión arterial, aumento del volumen cardiaco, dislipemias , aumento del colesterol, aumento de triglicéridos, aumento del colesterol malo (LDL), disminución del colesterol bueno (HDL), ateroesclerosis, hígado graso.

Los niños con sobrepeso tienen mayor probabilidad de ser obesos en la edad adulta, arrastrando las complicaciones que conlleva para la salud.

Existe también un riesgo psicológico que no siempre se contempla en toda su magnitud y que constituye un serio alerta para adultos y niños con sobrepeso. Entre estos riesgos podemos mencionar: la pérdida de autoestima, alteración de la percepción del esquema corporal y depresión clínica.

Científicos de la Universidad de Londres, analizaron los datos de 3.500 empleados públicos con una edad promedio de 55 años. Cada participante completó un cuestionario sobre sus hábitos y un autoanálisis sobre su riesgo de depresión, y esos datos fueron comparados cinco años después con sus niveles de depresión.

"Los resultados sugieren que frutas, vegetales y pescado podrían ofrecer protección contra el desarrollo de síntomas depresivos", dicen los autores en la Revista Británica de Psiquiatría. Por el contrario, señalan que "una dieta rica en carne procesada, chocolates, postres azucarados, comida frita, cereales refinados y lácteos altos en grasa podría aumentar la vulnerabilidad a esa enfermedad".

Durante el estudio, los participantes se dividieron en dos grupos. Y los que siguieron una dieta basada en alimentos completos (frutas, vegetales y pescados) mostraron un 25% menos de riesgo de depresión futura que quienes comieron principalmente alimentos procesados. Esta investigación confirma los datos de otro estudio, realizado recientemente en España, que mostró que las personas que se alimentan con la llamada dieta mediterránea tienen un 30% menos de riesgo de desarrollar depresión.

En el caso de los niños con problemas de sobrepeso un alerta de sufrir depresión podría ser marginación escolar. En 2006, el gobierno británico prohibió la venta de comidas de baja calidad y perjudiciales para la salud en las escuelas primarias de Inglaterra, como parte de una iniciativa nacional para mejorar la alimentación en esos establecimientos.

Con esa nueva medida, las escuelas primarias de Inglaterra deben ofrecer a sus alumnos porciones de pescado, pollo o carne de calidad, acompañadas por guarniciones de verduras y porciones de frutas. La decisión se tomó además tras conocerse que el número de niños obesos o gordos en Gran Bretaña aumentó en un 30 por ciento en los últimos años.

fuente: meamomecuido

volver