Miercoles 19 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

29 de septiembre: Día Mundial del Corazón

EL GARRAHAN OPERA A MÁS DEL 30 POR CIENTO DE LOS NIÑOS DEL PAÍS QUE SUFREN CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS 

29 de septiembre: Día Mundial del Corazón

EL GARRAHAN OPERA A MÁS DEL 30 POR CIENTO DE LOS NIÑOS DEL PAÍS QUE SUFREN CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS  

El Hospital funciona como centro coordinador y derivador del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas y es la institución que realiza más intervenciones de este tipo, con un promedio de 500 al año. Entre 2010 y 2013 las cirugías realizadas fueron 1.825, el 31,1% del país. La historia de Lucas Meza, un bebé santacruceño operado por este mal y que se recupera favorablemente en el Garrahan.

Hace tres días Lucas Meza cumplió 11 meses y fue una de las primeras veces que su madre no lo vio ponerse morado ni retorcerse por la falta de oxígeno en la sangre. El bebé tiene una enfermedad llamada Tetralogía de Fallot: una de las formas más comunes de las cardiopatías congénitas que consiste en una anomalía del corazón y que puede ser reparada mediante una cirugía de alta complejidad.

Lucas fue operado por el servicio de Cirugía Cardiovascular del hospital Garrahan. La cirugía se llevó a cabo el 23 de septiembre y duró más de 5 horas. Ahora se recupera junto a su madre Gisella Santos, quien espera volver pronto a Puerto Deseado, un pequeño pueblo de Santa Cruz donde vive junto a su marido Pablo y su hija de 5 años, Brunela.

El niño llegó a la institución pediátrica por primera vez cuando tenía tres meses. “Cuando nació le escucharon un soplo fuerte, entonces fuimos a hacerle estudios más avanzados a Comodoro Rivadavia y ahí, como al mes y medio de vida, me dijeron que tenía una cardiopatía y me derivaron acá”, cuenta Gisella. Una vez en el hospital supo que la única solución era operarlo.Hasta la cirugía, varios meses después, Lucas vivió medicado para evitar las crisis por la falta de oxígeno.

El caso de este bebé no es único en el hospital Garrahan, centro de referencia a nivel nacional para el tratamiento de las cardiopatías congénitas. Entre 2010 y 2013 se operaron del corazón 1825 niños en el hospital: una cifra que representa el 31,1% de las cirugías por cardiopatías congénitas realizadas en todo el país durante el mismo lapso de tiempo. El 12,10 por ciento fueron menores de 45 días.

El jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiovasculares del Garrahan, Ricardo Magliola, explicó que en nuestro país “casi el 10 por ciento de las cardiopatías congénitas tienen diagnóstico prenatal, cuando en los países desarrollados ese porcentaje alcanza el 70 por ciento; sin embargo el índice de mortalidad en el Garrahan de estos mismo niños es del 5 por ciento, índice que compartimos con los centros pediátricos del primer mundo”.

CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

Se estima que en Argentina nacen cada año alrededor de 7.000 niños con cardiopatía congénita, de las cuales más de la mitad necesitan tratamiento quirúrgico. Aproximadamente el 46% de estos chicos no tienen cobertura social.A través del Programa SUMAR (la ampliación del Plan Nacer), en abril de 2010 el Ministerio de Salud de la Nación comenzó a financiar todas las cirugías, estudios diagnósticos y traslados de niños menores de 6 años con malformaciones congénitas del corazón que requieren una cirugía de alta complejidad. Desde la puesta en marcha de esta iniciativa, fueron operados 5.851 chicos y adolescentes: 1825 en el hospital Garrahan.

La directora ejecutiva del hospital Garrahan, Josefa Rodríguez, informó que durante 2013 se operaron 472 pacientes, de los cuales 68 tenían menos de 45 días. “El 90% requirió cirugía con bomba extracorpórea, lo que marca la complejidad de estas operaciones”, indicó. El Garrahan tiene una tasa de mortalidad menor al 5% y un índice de Aristóteles –que marca complejidad y sobrevida- de 7.4, lo que nos ubica entre los Hospitales que resuelven patologías más complejas con mejores resultados en el mundo.

En tanto, Magliola indicó que también se logró que desapareciera la lista de espera para cirugías no programadas y resaltó la necesidad de apuntar a la detección temprana de estas patologías, que pueden realizarse en las ecografías durante el embarazo. “La detección puede hacerla el obstetra cuando hace la ecografía de las 20 semanas del embarazo. Para eso debe estar preparado para ver el corazón y poder detectar alguna cosa que le llame la atención y derivarlo al especialista en ecografíafetal para que confirme lo que a él le parece que es”, afirmó.

Las cardiopatías congénitas son un grupo de malformaciones del corazón que se pueden detectar durante la vida fetal. El hospital Garrahan es el Centro Coordinador de Derivaciones de todo el país del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas. De las anomalías que pueden llegar a tener los bebés al nacer, las cardiopatías congénitas son las más comunes: en la Argentina nacen al año 7.000 niños y niñas con esta patología de las cuales la mitad necesitan tratamiento quirúrgico. Y son la segunda causa de muerte en menores de 1 año y la más común de las malformaciones. Pero el 90% de las cardiopatías puede solucionarse. Aunque para eso, es imprescindible que el diagnóstico y el tratamiento sean oportunos.

Hospital Garrahan

 

volver