Domingo 16 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

Festejaron los 150 nacimientos

CARLOTTO Y EL MINISTRO DE SALUD DE B.A. ABRIERON LA SEMANA DEL PREMATURO EN MORENO

Festejaron los 150 nacimientos

CARLOTTO Y EL MINISTRO DE SALUD DE B.A. ABRIERON LA SEMANA DEL PREMATURO EN MORENO

Lo hicieron en la maternidad que lleva el nombre de la Presidente de Abuelas. El ministro de Salud hizo hincapié en la prevención de la ceguera por prematurez. En la Provincia, más de 20 mil bebés nacen antes de lo esperado.

En el país, ocho de cada 100 bebés nacen antes de tiempo. En la provincia de Buenos Aires esta proporción equivale a unos 20.100 recién nacidos que, por ser prematuros, tendrán más riesgo de sufrir múltiples enfermedades, entre ellas, la ceguera.

Por eso, este año, la Semana del Prematuro – que arrancó el 4 y cierra el 11 de octubre- se centrará en la prevención de la retinopatía en los bebés nacidos antes de las 38 semanas de gestación. Esta enfermedad es la principal causa de ceguera en la infancia.

Acompañado por Estela de Carlotto en la maternidad de Moreno, que lleva el nombre de la Presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, el ministro de Salud de la Provincia, destacó que “para seguir bajando aún más la mortalidad infantil, estamos trabajando para reducir la prematurez que es una de las principales causas de muerte antes del mes de vida y también es causa de complicaciones y enfermedades graves”.

Por eso, alentó a las familias a no descuidar los controles en el embarazo: “Hacer las consultas a tiempo, detectar los problemas y tomar los recaudos que el médico indique permite prevenir la prematurez”. Entre los motivos más frecuentes de nacimientos prematuros mencionó las infecciones, la hipertensión, la diabetes, el consumo de tabaco, alcohol o drogas durante el embarazo. “Hoy se sabe que la violencia en el hogar, los niveles elevados de ansiedad y otros contextos hostiles también pueden precipitar los nacimientos”, advirtió.

La visita del ministro y Carlotto a la maternidad coincidió con el festejo por los 150 nacimientos en ese centro donde se prioriza el protagonismo de la madre y su familia. Allí cada cual elige su posición para dar a luz y con quien estar acompañada en el parto.

El festejo contó con la presencia de decenas de familias que tuvieron a sus bebés en ese centro modelo, que es el que tiene la menor tasa de cesáreas de toda la provincia. Uno de los papás presentes comparó el nacimiento de su beba con “un sueño ideal”, donde todo ocurrió tal como lo esperaban. Acompañó a su mujer durante todo el proceso de parto y tuvo el privilegio de cortar con sus propias manos el cordón umbilical.

Su esposa advirtió que muchas mujeres son maltratadas durante el trabajo de parto, “acá es otra cosa, todo salió como queríamos”, enfatizó.

Estela de Carlotto se mostró emocionada por la enorme concurrencia al festejo. “Se me viene a la memoria el nacimiento de mis cuatro hijos y de mis 14 nietos. En 1978 preparé el ajuar para uno de mis nietos pero no llegó. Hace dos meses lo encontramos y hoy está conmigo”, dijo en referencia a Guido, el nieto 114º recuperado por las Abuelas de Plaza Mayo. 

“Dios premia a quienes tenemos perseverancia y mucho amor, en este caso está el amor de los papás pero también de esta maternidad, un lugar único donde nacen bebés felices”, agregó Estela y bendijo “a todos los que hicieron posible este lugar, como el ministro, un hombre de una sensibilidad enorme”.

 PREMATUREZ Y CEGUERA

Según datos del ministerio de Salud nacional, en el país más de 800 bebés al año reciben tratamiento por retinopatía del prematuro. Entre un 10 y un 15 por ciento de los casos evoluciona con baja visión o ceguera. De modo que en la última década se acumularon alrededor de mil niños con esta discapacidad.

Este año UNICEF puso en foco el derecho a la prevención de la  retinopatía del prematuro, cuyas formas severas aparecen en los niños que nacen antes de las 32 semanas de gestación, cuando lo normal es nacer entre las semanas 38 y 40.

“Esta enfermedad de la retina propia del prematuro solo puede diagnosticarse mediante controles de fondo de ojos por oftalmoscopía. Si este estudio no se hace a tiempo y el niño o niña no se trata rápidamente se produce el desprendimiento de retina y la consecuente ceguera”, describió la  directora materno-infantil del ministerio de Salud provincial, Flavia Raineri.

En la mayoría de los prematuros, agregó la especialista, los vasos sanguíneos (venitas y arterias) se desarrollan normalmente. Estos son los encargados de llevar oxígeno y nutrientes a las células. En algunos prematuros, en cambio, esos vasos crecen desordenadamente y pueden “tironear” de la retina, desprenderla y ser la causa de la baja visión o directamente de la ceguera.

Es que la retina es clave para ver bien: está formada por una delgada película que rodea la parte de atrás del globo ocular. Contiene los sensores que se ocupan de captar las imágenes y llevarlas al cerebro.                                                                                            

SE PUEDE EVITAR

El control del embarazo, el nacimiento en maternidades seguras, con enfermería especializada, la administración de corticoides ante amenaza de parto prematuro, el tratamiento con oxígeno y el control oftalmológico del bebé son algunas de las medidas que ayudan a prevenir la ceguera en los bebés nacidos antes de término.

“En la provincia tenemos más de 60 maternidades seguras y centradas en la familia”; dijo el ministro . Y explicó que este modelo de maternidad mejora la calidad de la atención antes, durante y después del parto. El equipo sanitario respeta los derechos y decisiones de las embarazadas y su familias, prioriza la internación conjunta de madre e hijo y facilita la inclusión del padre y del resto del grupo familiar.

En ese sentido, durante el festejo  con Estela Carlotto, el ministro destacó que “escuchar hablar a los papás de ‘nuestro embarazo’ es revolucionario, habla de una maternidad que es un bien social de toda la familia, que pone en pie de igual a todos los habitantes de la provincia y que muestra que no es casualidad que hayamos logrado una reducción récord e histórica en la mortalidad infantil”.

 

MATERNIDAD CARLOTTO, MODELO DE ATENCIÓN

“Así como Estela de Carlotto es ejemplo de madre, abuela y de lucha por los derechos humanos, esta maternidad que lleva su nombre es, a su vez, modelo de atención”, dijo el ministro de Salud esta mañana, durante el inicio de la semana del prematuro que coincidió con el festejo  por los 150 nacimientos de ese establecimiento, ubicado en el partido de Moreno.

Es que allí, explicaron sus trabajadores, se trabaja para que la protagonista sea la embarazada, su bebé y su grupo familiar. Tanto que existe una sala de partos especial donde cada mujer puede elige su particular manera de dar a luz.

“Han parido en cuclillas, en cuatro patas, en la ducha, hay libertad total y el acompañamiento que la mujer desee para un momento tan especial, personal e importante como el parto”, explicó Patricia Rosemberg, directora de la Maternidad Estela de Carlotto. De este modo, se deja de lado la posición ginecológica acostada/piernas abiertas que, en lugar de responder a la necesidad de la mamá, se orienta a facilitar el trabajo médico.

Además, en la maternidad Carlotto las embarazadas pueden hacer cursos de eutonía, relajación, recibir apoyo psicológico, manejo del dolor con masajes e incluso aprender diferentes técnicas corporales, gimnasia, posiciones de parto y pautas de cuidado para llegar a la maternidad en mejores condiciones. “Nuestro eje es priorizar los derechos de la mujer y su familia y rechazar cualquier forma de violencia obstétrica”; remarcó Rosemberg.

La libertad de elección en la posición para parir es una parte de la estrategia, aclara la directora, “lo fundamental es evitar la intervención innecesaria, no colocar de rutina una guía de suero, no realizar episiotomías innecesarias, no apurar ningún tiempo. Los partos son un proceso natural que el equipo de salud debe acompañar”.--

Prensa Ministerio de Salud

 

 

volver