Sabado 15 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

“LOS QUE ESTAMOS EN CONTACTO CON CHICOS DEBEMOS RECONOCER LAS SEÑALES DEL AUTISMO”

“LOS QUE ESTAMOS EN CONTACTO CON CHICOS DEBEMOS RECONOCER LAS SEÑALES DEL AUTISMO”

El ministerio de Salud de la Provincia realizó hoy una capacitación en Mar del Plata dirigida a docentes, equipo de salud y miembros de la comunidad para detectar a tiempo los Trastornos del Espectro Autista (TEA). Afirman que es vital para la integración escolar y la inserción social a futuro.

Observar el crecimiento de los chicos no es solo tarea del pediatra. Padres, familiares, docentes, fonoaudiólogos y todos los integrantes del equipo de salud deben estar en condiciones de percibir los signos de un trastorno del espectro autista.

Es que cuanto antes se diagnostica, mejor será el pronóstico sobre su futuro, su capacidad de desarrollarse, integrarse en la escuela y crear vínculos que le permitan estudiar, trabajar y compartir la vida en sociedad.

Por eso, el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires realizó hoy una charla abierta a la comunidad en el museo MAR de Mar del Plata sobre los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y la importancia del diagnóstico temprano, que fue realizada por el Ministerio, y contó con la presencia del Presidente de la Asociación Asperger de Mar del Plata, Juan Carlos Aguilar y la señora Erica Aguirre.

“Hoy se sabe que uno de cada 88 chicos padece alguno de estos trastornos, pero como en las primeras etapas de la vida los TEA pueden pasar desapercibidos, estamos haciendo un trabajo de capacitación para ayudar a padres, docentes y equipos de salud a tener herramientas para sospechar y diagnosticar estos problemas”, se explicó durante el encuentro y se enfatizó que “todos los que estamos en contacto con chicos debemos reconocer las señales del autismo”.

  

PRIMERAS SEÑALES

A diferencia de los chicos con síndrome de Down u otros problemas genéticos, los niños con autismo no tienen ningún indicio físico ni conductual que permita sospechar esa condición mientras son bebés.

Muchos padres recién consultan a los dos años porque les llama la atención que a esa edad sus hijos no caminen y que, prácticamente, no emitan sonido. Además es característico de los niños con TEA que no hagan contacto visual ni se muestren interesados por comunicarse, que realicen juegos repetitivos, aleteos, que rechacen el contacto físico y que sean propensos a  berrinches de muy difícil control.

 

En algunas de sus formas, como el síndrome de Asperger, la capacidad intelectual de los afectados es notable. Incluso, se han difundido noticias en las que se asegura que personajes de enorme talento, como Bill Gates y Woody Allen conviven con ese diagnóstico.  

La clave, una vez más, radica en llegar cuanto antes al diagnóstico y evitar que el niño concurra a una escuela diferencial. “Los chicos con TEA no tienen que ir a una escuela diferencial porque no corresponde, incluso puede ser un motivo de involución”, advirtió Juan Carlos Peuchot, pediatra y coordinador del Programa Provincial para el diagnóstico y tratamiento de los Trastornos del Espectro Autista.

Lo ideal es que obtengan su Certificado de Discapacidad, que ingresen a una escuela convencional y que sean acompañados por una maestra integradora, que sepa estimularlos. A todo esto, claro, hay que sumarle el apoyo y el compromiso de la familia.

“De este modo, es altamente probable que estos chicos sean adultos con habilidades en algún trabajo y capacidad para relacionarse, tener amigos e incluso formar una familia”, concluyó Peuchot.

 

Prensa Ministerio de Salud

 

 

 

volver