Miercoles 19 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

Más informadas e interesadas por la salud
EL 70 POR CIENTO DE LAS CONSULTAS POR VIH EN HOSPITALES CORRESPONDE A MUJERES

Más informadas e interesadas por la salud
EL 70 POR CIENTO DE LAS CONSULTAS POR VIH EN HOSPITALES CORRESPONDE A MUJERES

Entre ellas la detección temprana es más frecuente que en los varones. El ministerio de Salud provincial capacita a profesionales para el diagnóstico precoz y realiza el seguimiento de los casos. En territorio bonaerense existen unas 28.300 personas con VIH. Nación y Provincia crearon un nuevo protocolo para atender a mujeres embarazadas con el virus.

El 70 por ciento de las consultas por VIH en hospitales de la provincia de Buenos Aires las realizan mujeres. Por lo tanto, son ellas quienes llegan más temprano al diagnóstico y logran controlar mejor la enfermedad. Desde el ministerio de Salud de la Provincia atribuyen esta tendencia a que ellas se informan e interesan más y al incremento de controles y testeos a causa del embarazo.

De acuerdo con los últimos datos epidemiológicos del Programa provincial de VIH, el 30,7 por ciento de los diagnósticos tardíos corresponde a los hombres, mientras que ese porcentaje se reduce a 23,2% cuando se trata de mujeres. Desde la cartera sanitaria provincial informaron que  se trabaja en la capacitación de los profesionales para la detección temprana del virus, ya que llegar antes al diagnóstico e iniciar rápidamente el tratamiento “resulta fundamental para prevenir un avance del virus que derive en enfermedades oportunistas, propias de la fase SIDA de la enfermedad”.

La tendencia coincide con los resultados obtenidos en los relevamientos a cargo del ministerio de Salud provincial en la costa atlántica durante el verano, cuando se observó menos hipertensión y sobrepeso entre las mujeres que se acercaron a los puestos sanitarios de la Provincia.

Se  explicó que si bien las mujeres suelen preocuparse más por su salud, “el acceso al sistema sanitario a través de los controles ginecológicos antes y durante el embarazo deriva en la realización de varios chequeos, entre los que se encuentran los testeos de VIH”. Y  que “aunque no es obligatorio para el paciente, los médicos estamos obligados a informar y ofrecer el test”.

De acuerdo con las cifras de la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) del Ministerio de Salud de la Nación, a partir de 2001 rige la obligatoriedad del ofrecimiento del test de VIH a toda mujer embarazada, lo cual permite aumentar la cantidad de testeos y, a su vez, disminuir notablemente la transmisión madre-hijo. Cabe destacar que el 50 por ciento de las mujeres con VIH son diagnosticadas durante el embarazo.

De acuerdo con los últimos datos epidemiológicos del Programa provincial de VIH, la cobertura de testeo entre las embarazadas supera el 85 por ciento. “Esto es, en buena medida, producto de los casi 2 mil operativos hechos en los últimos 5 años, en los que llevamos equipos de salud a los barrios para asesorar y realizar testeos gratuitos y a la apertura en la provincia de más de 300 centros de diagnóstico para esta enfermedad y para las hepatitis virales”, explicó Collia.

El ministro agregó que, por indicación del gobernador Daniel Scioli, durante todo el año el ministerio a su cargo realiza operativos “que buscan acercar la salud a la gente”. Son jornadas sanitarias en los que se ofrecen controles clínicos, pediátricos, medición de parámetros clave para la salud y  test de VIH. “Pero la cosa no queda ahí: si una persona tiene un diagnóstico positivo, se le brinda asesoramiento para que vaya al centro de salud más cercano a su casa y para que inicie el tratamiento, cuyo costo corre por cuenta del Estado”, explicó.

TRANSMISIÓN VERTICAL        

En territorio bonaerense existen unas 28.300 personas que conviven con el VIH. Y, de ese total, un 40 por ciento corresponde a mujeres y el 60 por ciento restante a los varones. En cuanto a las vías de transmisión, el 90 por ciento, ocurre por vía sexual; el 7 por ciento, por causas que las personas no pueden establecer, y sólo el 3 por ciento se da por transmisión vertical, es decir de la mamá al bebé en el embarazo, parto o través del amamantamiento.

“Ante cada caso de VIH detectado a una mujer embarazada, el médico se verá obligado a elevar la información a los programas de detección temprana para que se pueda realizar un seguimiento de la mamá y del bebé por nacer”, explicó Sonia Quiruelas, coordinadora del programa provincial de VIH/Sida, dependiente de la dirección provincial de Atención Primaria.

El diagnóstico a tiempo permite que las embarazadas inicien un tratamiento antirretroviral para evitar el contagio del bebé y programar una cesárea sin riesgos. “Que la mamá esté debidamente informada es muy importante, ya que si bien la transmisión puede evitarse durante el embarazo, en algunos casos se produce en el periodo de lactancia”, Quiruelas. Y agregó: “Una mujer con VIH no debe amantar a su bebé, ya que la leche materna contiene el virus en alta concentración”.

En rigor, una mujer con VIH que no realiza el tratamiento antirretroviral incrementa hasta un 25 por ciento las posibilidades de transmitir el virus a su bebé en el embarazo, el parto o mediante la lactancia. En cambio, si toma la medicación a diario y sigue las pautas del médico ese riesgo se reduce notablemente.

EL TEST, FUNDAMENTAL

Quiruelas, explicó que “hacerse un test es de lo más sencillo”, ya que consiste en un simple análisis de sangre, es decir, “es un pinchazo para una extracción común y corriente, e incluso más fácil, porque si solo se va a buscar el VIH ni siquiera hace falta ir al laboratorio en ayunas”.

Ni bien se sospecha de la posibilidad de una transmisión solo hace falta concurrir a uno de los 340 Centros de Testeo Gratuito para VIH, Sífilis y Hepatitis de la Provincia , cuya ubicación puede encontrarse en la página web del ministerio de Salud provincial:www.ms.gba.gov.ar.

“En estos centros de testeo la atención es gratuita y confidencial. Tenemos la logística armada para que la persona que tenga efectivamente VIH, sífilis o hepatitis inicie el tratamiento cuanto antes”, explicó Sonia Quiruelas.

 

 

volver