Domingo 16 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

NENA DE DOS AÑOS FUE TRASPLANTADA EN EL GARRAHAN TRAS VIVIR CINCO MESES CON UN CORAZÓN ARTIFICIAL

Trasplante cardíaco Nº 46

NENA DE DOS AÑOS FUE TRASPLANTADA EN EL GARRAHAN TRAS VIVIR CINCO MESES CON UN CORAZÓN ARTIFICIAL

Luego de estar conectada cinco meses a un corazón artificial, la nena de dos años recibió finalmente un trasplante. Ya fue dada de alta y deberá continuar con los controles en el Garrahan y la rehabilitación kinesiológica. Es el trasplante de corazón número 46 en el Hospital.

Cuando Valentina llegó al Hospital su estado de salud era tan delicado que hubo que tomar una decisión urgente. El servicio de Trasplante Cardíaco fue claro: tenía que conectarse a un corazón artificial para seguir viviendo mientras se esperaba la donación. Hoy, cinco meses después, la beba de dos años volvió a su casa junto a sus padres tras recibir un trasplante de corazón el pasado 13 de junio en el Hospital. La asistencia médica y el dispositivo artificial permitieron que Valentina viviera hasta que fue posible el trasplante.

"Siempre es una inmensa alegría dar estas noticias donde hay un triunfo de la vida, pero también, y especialmente un logro del trabajo conjunto de los equipos de salud, de los organismos procuradores de órganos como el Incucai y de toda la sociedad en relación a la importancia de la donación, que es lo que finalmente permite celebrar la vida",  

Valentina sufría de una miocardiopatía dilatada. "Es una enfermedad del músculo del corazón, que se puede tener de nacimiento o desarrollarla después de forma idiopática, es decir sin saber por qué; pero también la pueden desarrollar por alguna noxa, es decir algún germen, alguna infección, un virus. La única solución es el trasplante", explicó el jefe del servicio de Trasplante Cardíaco del Garrahan, Horacio Vogelfang, quien realizó las dos intervenciones a la niña: la instalación del corazón artificial el 12 de febrero y el trasplante de corazón el 13 de junio.

Antes de llegar al Garrahan, la beba estuvo internada siete días en el Hospital Sor María Ludovica de La Plata, desde donde se gestionó el traslado por la gravedad del caso. Los padres -Ana María Medina, de 23 años, y José María De Luca, de 27- son del barrio platense Los Hornos y Valentina es su primera y única hija. Como no cuentan con obra social, el Hospital cubrió en forma gratuita todo el tratamiento y el corazón artificial fue gestionado a través del Cucaiba de la provincia de Buenos Aires. El costo de este dispositivo que permitió mantener con vida a la niña hasta el trasplante es de, aproximadamente, 100 mil dólares.

"Cuando llegamos los médicos nos dijeron que el Garrahan iba a ser nuestra segunda casa. Así fue y lo sigue siendo", contó Ana María, quien estuvo internada junto a su hija los 5 meses y hoy está segura de haber tomado la decisión correcta al aceptar el corazón artificial a la espera del trasplante: "El doctor Vogelfang nos explicó que era una decisión a tomar en conjunto, el corazón artificial tiene un riesgo, mi marido al principio no quería, pero yo le dije: yo voy a quedarme tranquila de que hice algo para que mi hija siga viviendo. Entonces él cambió".

Vogelfang explicó que el corazón artificial tiene estadísticamente entre un 20 y 30 por ciento de complicaciones, que pueden ser ACV o infecciones "pero cualquier paciente en estas condiciones sin tener el corazón artificial también las tendría". Valentina sufrió dos ACV estando conectada al dispositivo, por eso ahora debe realizar una rehabilitación kinesiológica que le permitirá recuperar la movilidad en la parte derecha del cuerpo.

La noticia de que había llegado el corazón para su hija los tomó por sorpresa. Apenas una semana antes se habían preparado para un trasplante que no fue: a último momento la familia decidió no donar los órganos. En los casos de niños tan pequeños conseguir un corazón es complicado: "sabemos que dadores tan chiquitos hay muy pocos por año, la estadística indica que tiene que esperar entre 4 y 8 meses para que aparezca". Finalmente eso pasó el viernes 13 de junio y la operación, que consistió en quitar el corazón artificial e implantar el órgano donado, duró más de 10 horas.

"Acá se dan un conjunto de cosas que hacen posible que esto suceda, desde el Hospital y desde afuera, se trata de poder ensamblar algunos estamentos sociales e institucionales, cada uno hace un aporte y el resultado de esos aportes parciales es que la chiquita de febrero a junio estuvo viviendo con corazón artificial y en los primeros días de junio se pudo trasplantar y 15 días después se fue a su casa", destacó Vogelfang.

 

TRASPLANTES DE CORAZÓN

En el año 2000 se realizó el primer trasplante cardíaco en el Hospital y desde esa fecha se han realizado un total de 46. El servicio de Trasplante Cardíaco del Garrahan es pionero en la incorporación de tecnologías de última generación que sirven de puente al trasplante como son los llamados corazones artificiales (Berlín Heart y Sistema intratorácico de asistencia ventricular). De todos los trasplantes realizados, en 21 casos los niños llegaron a la intervención gracias a la técnica del corazón artificial, como sucedió en el caso de Valentina.

---

Hospital Garrahan
Ciudad de Buenos Aires

 

volver