Domingo 16 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

Semana Internacional de la Lactancia Materna del 1 al 7 de agosto

Cada vez más mujeres acuden a charlas de lactancia

Semana Internacional de la Lactancia Materna del 1 al 7 de agosto

Cada vez más mujeres acuden a charlas de lactancia

A dar la teta se aprende, y muchas  mamás se muestran cada vez más interesadas en asistir a charlas sobre lactancia materna para aprender los tips de un buen amamantamiento. Cuáles son los principales consejos, los mitos sobre dar de mamar más extendidos entre las mujeres y los beneficios de la lactancia tanto para el bebé como para la madre.

Si bien la lactancia es un hecho natural e instintivo, ahora se sabe que implica un proceso de aprendizaje. Muchas mamás sufren complicaciones o tienen dificultades para amamantar, por lo que es importante que reciban asesoramiento adecuado y oportuno. En esta etapa es primordial el soporte de la familia, como así también del equipo de salud para evitar todo tipo de inconvenientes y lograr que la mamá pueda amamantar en forma exclusiva los primeros seis meses y mantenerlo hasta los dos años de vida.

En la actualidad existe un fenómeno entre las mujeres que buscan lo natural y el amamantamiento está siendo revalorizado a partir del conocimiento sobre los beneficios a corto, mediano y largo plazo tanto para los bebés como para las madres. Además, las mujeres se asesoran mucho más y hay más información. Muchas instituciones brindan asesoramiento luego del alta institucional en consultorios de lactancia atendidos por puericultoras, enfermeros o médicos. Por otro lado existen ligas y organizaciones que se dedican a esto.

En cuanto la mamá y el bebé estén en condiciones, el niño debe tomar pecho, y las mamás deben saber que amamantar no debe doler y que debe ser placentero para ambos.

La puericultora o consultora de lactancia tiene un rol muy importante en el asesoramiento, y en la detección precoz de las dificultades, así como también las enfermeras, neonatólogos y pediatras. Todo el equipo de salud tiene que estar atento a detectar los problemas de la lactancia para poder modificarlos.

Un problema frecuente es que el bebé no se prenda adecuadamente al pecho. Es importante que todo el personal que asiste a las madres y los recién nacidos, esté capacitado para ayudarlos en las primeras prendidas. Deben verificar e informar a la madre que lo que está haciendo es correcto, lo que también le da seguridad y tranquilidad.

Durante la internación las madres deben ser informadas sobre cómo extraerse leche en su casa, cómo detectar que le está bajando, cómo va cambiando sus características desde calostro a leche madura y cómo el bebé moja los pañales y cambian sus deposiciones.

También se respeta a las madres que deciden no amamantar, aunque se le explica los beneficios que tiene la lactancia y se le informa cómo tiene que preparar y dar la leche de fórmula.

 

Mucho que aprender

Algunos de los tips que pueden aprender las madres son los cambios de posiciones  del bebé y la madre de forma que se produzca una mejor transferencia de la leche. También se informa sobre cuál debe ser la frecuencia, y que debe ser a libre demanda (cuando el bebé lo reclame) Las mujeres también reciben información  sobre los diferentes tipos leche en las distintas etapas de la lactancia (del calostro, de la leche de transición y la leche madura).

Anabella Guidi, tiene 32 años y es una de las mujeres que elige estar bien informada sobre cómo dar la teta. A días de tener a su primer hijo, Federico, decidió asistir a una charla de lactancia materna. “Mi mamá escuchó sobre la charla y decidí ir. Sabía lo básico, como que al bebé había que cambiarlo de posiciones y que yo tenía que darle la teta estando relajada, pero había muchas cosas que no tenía idea como que no hay que despertar al bebé para darle la teta, sino sólo cuando él la pide”.

Otro de los consejos es no ofrecer chupetes ni biberones hasta que el amamantamiento esté bien establecido, lo cual generalmente ocurre entre la segunda y tercera semana de vida. También deben saber cómo se van modificando los pechos o que el bebé en algunos momentos lo va a pedir más veces y esto no significa que la leche no sea suficiente.

Nadia Czaban tiene 33 años y hace 8 meses que es mamá de Renata. En su caso, el parto fue en el Sanatorio De Los Arcos y la información sobre la charla le llegó por mail. “Fui sin saber casi nada, me explicaron las diferentes maneras de darle el pecho, las distintas posiciones y cómo cuidarme las mamas, las cremas que podía usar y nos explicaron sobre los diferentes tipos de pezones y cómo dar de mamar en cada caso. Yo creía que amamantar era algo intuitivo, pero me di cuenta que no es tan así. Creo que por parte de las madres hay mayor interés en estar informadas sobre este tipo de charlas porque, a su vez, hay más información sobre el tema”.

Mitos

Los mitos existentes alrededor de la lactancia materna son muy frecuentes, a veces son aseveraciones transmitidas y respetadas como tales y no tienen un sustento. Algunos de ellos como: “Mi mamá no pudo amamantar, entonces yo tampoco voy a poder amamantar”, “Los pechos se lastiman o se deforman con la lactancia”, “No puedo amamantar porque tomo ciertas medicaciones”, “No puedo comer de todo”, no son ciertos y por eso se debe otorgar toda la información correspondiente para que los mitos se vayan desterrando.

Algunas mujeres no quieren dar el pecho y esto puede ser por desconocimiento o malas experiencias. Todas las madres tienen leche. Lo que hay que evaluar es si la cantidad es suficiente. En muchos casos esto se debe a que el bebé no se prende en la forma correcta, por eso el asesoramiento y el acompañamiento oportuno puede modificar la historia de la mujer y de ese bebé.

Beneficios para todos

Hay trabajos científicos que han demostrado disminución de la incidencia de cáncer de mama y de ovario en las mujeres que amamantan de forma prolongada. Afianza  el vinculo entre la madre y el bebé. En algunas poblaciones incluso se ha visto que disminuye el maltrato y el abandono por parte de las madres.

Para el bebé es el alimento más completo. La leche es la única que tiene factores inmunológicos que mejoran las defensas de los niños, fundamentalmente los bebés alimentados a pecho tienen menor incidencia de diarrea, de otitis media y de problemas alérgicos. Además facilita el óptimo desarrollo y crecimiento del bebé.

Al ser la específica de la especie la leche materna no necesita preparación, no altera el ecosistema ni el medio ambiente ya que no produce residuos, no gasta energías y previene a futuro enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la obesidad y la hipercolesterolemia.

La Clínica y Maternidad Suizo Argentina y el Sanatorio de los Arcos, son instituciones acreditadas por el Ministerio de Salud de la Nación, Unicef y la OMS como “Hospital amigo de la Madre y el Niño”. En estas instituciones se promueve y apoya el amamantamiento y todo el personal está capacitado para guiar a las madres por todas las dificultades si existiesen. Además han sido acreditadas como “Espacio Amigo de la Lactancia Materna”, esta distinción les fue otorgada por contar con un área privada y dotada de todas las comodidades necesarias para que las mamás que trabajan en la institución puedan extraerse leche y conservarla a temperatura adecuada hasta su horario de salida.

*Elba López Turconi, jefa de neonatología del Sanatorio De Los Arcos. MN: 66278

 

 

volver