Miercoles 20 de Septiembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

DIECINUEVE PACIENTES DEL GARRAHAN PARTICIPARÁN EN LOS JUEGOS PARA DEPORTISTAS TRASPLANTADOS EN MENDOZA

Es la primera delegación de chicos trasplantados de diferentes tejidos que viajarán en conjunto, representando al Hospital Garrahan, a los XI Juegos Argentinos y VIII Latinoamericanos para deportistas trasplantados. Partirán mañana desde la puerta de la institución pediátrica, donde los despedirán los médicos y familiares.

13/11/2016

DIECINUEVE PACIENTES DEL GARRAHAN PARTICIPARÁN EN LOS JUEGOS PARA DEPORTISTAS TRASPLANTADOS EN MENDOZA

Es la primera delegación de chicos trasplantados de diferentes tejidos que viajarán en conjunto, representando al Hospital Garrahan, a los XI Juegos Argentinos y VIII Latinoamericanos para deportistas trasplantados. Partirán mañana desde la puerta de la institución pediátrica, donde los despedirán los médicos y familiares.

Una delegación de 19 niños y niñas -todos pacientes trasplantados del Hospital Garrahan- partirán mañana, lunes 14 de noviembre, a las 16 hs., hacia los XI Juegos Argentinos y VIII Latinoamericanos para deportistas trasplantados, que se llevan a cabo en Mendoza: es la primera vez que una delegación pediátrica argentina, con pacientes trasplantados multiorgánicos, participa en estos juegos. El Garrahan ya había participado como delegación -única en su tipo- en las dos ediciones anteriores pero sólo con pacientes renales; esta vez se suman trasplantados cardíacos, hepáticos y de médula ósea.

Los pacientes serán despedidos en la puerta del Garrahan, ubicado en Combate de los Pozos 1881 de la Ciudad de Buenos Aires, por parte de las autoridades médicas del hospital, los familiares y los profesionales que los atienden en el seguimiento que deben hacer tras un trasplante: hay nenes que compiten en los juegos con poco más de un año de trasplantados. Ese es el caso de Jennifer, una adolescente de 17 años que recibió un trasplante de riñón el 9 de mayo de 2015 y un año y medio después entrena para participar por primera vez en un campeonato deportivo.

"Ya cuando estaba dializando realizaba actividad física porque me lo propusieron acá en el hospital y cuando me trasplanté comencé con atletismo, creo que es algo que me cambió la vida y que voy a seguir en este camino del deporte", aseguró Jennifer en un encuentro que se realizó hace pocos días en el Hospital Garrahan para agasajar y presentar a los pequeños deportistas.

La delegación Garrahan, y la posibilidad de participar de los juegos deportivos de trasplantados, es posible gracias a la existencia del Programa de Actividad Física para Pacientes con Garra (PAFINAGA), que funciona desde 2014 en el hospital y es el primero de su tipo en Latinoamérica: profesores de educación física, junto a kinesiólogos y los médicos de los niños, trabajan en conjunto para realizar y fomentar la actividad física antes y después del trasplante, lo que significa una mayor calidad de vida para los pacientes y mejor estado de salud para recibir el nuevo órgano.

En el caso de Julián, de 16 años y trasplantado de riñón en 2010, se trata de la tercera vez que participa en los juegos: compitió en el mundial de trasplantados de Mar del Plata y en los anteriores juegos nacionales de Mendoza. "A mí me cambió la vida el deporte luego del trasplante y quiero que esto ayude para seguir sumando gente", afirma este adolescente que ya obtuvo 1 medalla de oro en bowling y 1 medalla de plata en lanzamiento de pelota. Este año competirá en natación y bowling nuevamente.

El torneo se llevará a cabo en la ciudad de Mendoza, desde el martes 15 al domingo 20 de noviembre del 2016 y los juegos son selectivos para los “XXI Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados”, que se llevará a cabo en Málaga, España, en junio de 2017. Argentina es el único país que realiza este tipo de eventos deportivos en América Latina.

El PAFINAGA es el primer programa que fomenta la actividad física pre y post trasplante en Latinoamérica y forma parte del convenio de colaboración firmado entre el Hospital Garrahan y la Secretaría de Deporte, Educación Física y Recreación de la Nación. Para el viaje a Mendoza de toda la delegación, que incluye doctores, profesores y kinesiólogos, se contó con el aporte de la Fundación Pediátrica Argentina (FUPEA) y las Fuerzas Armadas Argentinas.

UNA DELEGACIÓN CON GARRA

Los pacientes deportistas del Hospital que competirán en los juegos de Mendoza son: Jennifer, trasplantada renal, 17 años, compite en atletismo y bádminton; Ariana, trasplantada renal, compite en bowling, atletismo y bádminton; Julián, 16 años, trasplantado renal, compite en natación y bowling; Matías, 13 años, trasplantado renal también, compite en bowling, atletismo y natación. El equipo de trasplantados renales se completa con: Aldana, 12 años, compite en bowling, atletismo y petanque; Lucas, 15 años, compite en bowling y atletismo; y Belén, 15 años, bowling, atletismo y vóley.

Parte de la delegación que viaja a los juegos junto a las autoridades del Hospital Garrahan y los profesores y médicos del PAFINAGA.

También viajan a Mendoza cinco trasplantados cardíacos: Marco, 19 años, competirá en atletismo, bowling y bádminton; Brisa, 11 años, competirá en bowling y atletismo; Pilar, la más chiquita del grupo con 7 años, competirá en atletismo campo y bowling; y Josefa, 15 años, también en atletismo campo y bowling. Y cinco trasplantados hepáticos: Ailén, 14 años, atletismo y bowling; Facundo, 16 años, tenis de mesa, atletismo y bowling; Manuel, 11 años, atletismo campo y bowling; Juliana, 16 años, atletismo campo y pista, y bowling; Julieta, 18 años, natación y bowling.

Parte de la delegación que viaja a los juegos junto a las autoridades del Hospital Garrahan y los profesores y médicos del PAFINAGA.

Por último, la delegación se completa con dos trasplantados de médula ósea: Magali, 16 años, compite en bowling, atletismo y vóley; y Mateo, 10 años, compite en bowling, atletismo y natación.

 

ACTIVIDADES PARA CHICOS CON GARRA

El PAFINAGA desarrolla actividades en la etapa pre trasplante, durante la hemodiálisis, donde se utilizan pedaleras fijas, balones, bandas elásticas y ejercicios respiratorios. Se realiza durante la sesión de diálisis, en forma progresiva y moderada de acuerdo a la capacidad cardiovascular del paciente. En tanto, en el pos trasplante, se busca que el niño encuentre un deporte de su interés, de acuerdo a su potencialidad. En promedio, un paciente dializado pasa 22 horas semanales en posición sedentaria: la actividad física moderada en ese tiempo aumenta el nivel de defensas del paciente y mejora su capacidad respiratoria. Este año el programa incluyó a los pacientes a los distintos servicios de trasplante: como el servicio de trasplante de médula ósea, cardíaco y hepático.

 

volver