Miercoles 19 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

 

OPERARON DEL CORAZÓN A UN HOMBRE DE 87 AÑOS CON UNA NOVEDOSA TÉCNICA QUE NO REQUIERE ABRIR EL TÓRAX

OPERARON DEL CORAZÓN A UN HOMBRE DE 87 AÑOS CON UNA NOVEDOSA TÉCNICA QUE NO REQUIERE ABRIR EL TÓRAX

En el hospital “Carrillo” de Tres de Febrero

Es la primera vez que se emplea en un hospital público de la Provincia. Le implantaron una válvula por cateterismo a través de una pequeña incisión en la ingle. El hombre, que apenas podía respirar, se fue caminando a su casa.

Un hombre de 87 años fue dado de alta hoy tras ser sometido a una novedosa cirugía cardíaca en el hospital provincial “Ramón Carrillo” de Tres de Febrero por la cual se le implantó una válvula aórtica por vía endovascular.

La intervención, que no requirió la apertura del tórax, es inédita en hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires. Sólo precisó una incisión en la ingle para introducir el dispositivo por cateterismo hasta el corazón.

El procedimiento que se concretó hace una semana en el Servicio de Intervencionismo Cardiovascular del “Carrillo”, estuvo a cargo del jefe del Servicio, Miguel Angel Miceli, y del jefe de Sala, Antonio Scuteri, junto al equipo de profesionales del área.

El paciente, identificado como Francisco Rastelli, sufría una patología cardiovascular llamada Estenosis Aórtica Crítica, que ocasiona una insuficiencia cardíaca severa: debía estar en reposo por falta de aire y no podía realizar ninguna actividad. Respirar y moverse le significaba un esfuerzo agotador.

Este tipo de patología puede provocar disnea y síncope (dificultad respiratoria y desmayo) porque el corazón no puede expulsar la sangre adecuadamente y el cerebro se queda sin irrigación. Esto hace que el corazón se recargue de sangre y se genere una discapacidad para respirar.

Dado al enorme riesgo quirúrgico que presentaba, acentuado por los problemas de salud propios de un hombre de casi 90 años, los especialistas decidieron utilizar esta nueva técnica por primera vez en un hospital público provincial.

Se trata de un procedimiento que se realiza desde hace sólo tres años a nivel mundial, y en el país se lleva a cabo desde hace sólo un año y medio. Conlleva un post operatorio mucho más corto que el de una cirugía tradicional, a corazón abierto, lo que le posibilita al paciente recuperar su capacidad respiratoria casi de inmediato.

 

EL PROCEDIMIENTO

La intervención consiste en reemplazar la válvula dañada mediante el implante de una nueva válvula aórtica por vía endovascular, es decir, por cateterismo. Esto se realiza mediante una pequeña incisión en la ingle, para acceder a la arteria femoral, y avanzar hasta el corazón.

“Una vez que se logra llegar al corazón, se implanta la válvula sin necesidad de abrir el tórax, y esto disminuye drásticamente el riesgo del procedimiento”, explicó el especialista a cargo de la operación, Miguel Miceli.

Agregó que “este tipo de tratamiento puede realizarse con anestesia local o peridural y eso disminuye el tiempo de la intervención y la internación post quirúrgica”.

La operación se realizó el 12 de junio, y Francisco se fue hoy de alta a su domicilio, caminando por sus propios medios y con posibilidades de recuperar su vida normal, algo que en pacientes de más de 75 años sometidos a una cirugía tradicional resulta prácticamente imposible.

Fuente:  MSPBA

volver