Domingo 16 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

CUATRO DE CADA DIEZ ADULTOS TIENE SOBREPESO Y NO HACE ACTIVIDAD FÍSICA

Se relevaron más de 26.000 casos en 2012. Ayer, el ministerio de Salud de la Provincia inauguró dos carpas sanitarias en la costa. Miden talla, peso y dan consejos para evitar la obesidad y los males cardiovasculares.

 

Relevamiento en la Provincia
CUATRO DE CADA DIEZ ADULTOS TIENE SOBREPESO Y NO HACE ACTIVIDAD FÍSICA

Se relevaron más de 26.000 casos en 2012. Ayer, el ministerio de Salud de la Provincia inauguró dos carpas sanitarias en la costa. Miden talla, peso y dan consejos para evitar la obesidad y los males cardiovasculares.

El 45 por ciento de los adultos tiene sobrepeso, el 41 por ciento es sedentario y el 23 por ciento fuma. Los datos corresponden a un sondeo sobre 26.470 personas encuestadas en las carpas sanitarias que el ministerio de Salud de la Provincia instaló en siete municipios bonaerenses durante el año 2012.

Esos tres factores de riesgo disminuyen la resistencia y la fuerza, enlentecen el sistema circulatorio, obstruyen las arterias y todo esto retrasa la llegada de oxígeno a los músculos y tejidos. En consecuencia, “el riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular (ACV), un infarto u otro problema cardiovascular aumenta peligrosamente”..

Durante el último año, la cartera sanitaria montó estas carpas para hacer prevención, controles de salud y ofrecer asesoramiento en los municipios de Florencio Varela, Vicente López, San Fernando, Pilar y Moreno, además de Mar del Playa y Santa Teresita en la costa. A los más de 26.000 concurrentes se les hicieron preguntas sobre sus hábitos, se los pesó, midió, se les tomó la presión arterial y el nivel de glucemia en sangre.

 “Durante este verano nuestras carpas estarán en la Plaza España de Mar del Plata y en la de los Artesanos en Miramar, con personal de salud especialmente capacitado para ofrecer consejería e información gráfica”, explicó el director provincial de Atención Primaria, Luis Crovetto, e invitó a los turistas a acercarse.

Los deportólogos calculan que si se invierte 1 dólar en la promoción de la actividad física regular, al cabo de tres años se ahorran 3 dólares por persona que empieza a moverse. De lo contrario, se gastan en fármacos, internaciones y ausentismo laboral. 

NO HAY COMO MOVERSE

“Hay gente que cree que con ir a pie al trabajo, hacer tareas domésticas o levantar peso en su trabajo ya es suficiente, sin embargo estas son actividades de baja intensidad, insuficientes para mantenerse sano”, dijo el deportólogo Alberto Ricart, de la En sus orígenes, el hombre debía cazar animales, recolectar frutos, construir su guarida y huir de todo tipo de peligros. El cuerpo estaba en constante movimiento. Hoy, en cambio, abrimos la heladera y nos sentamos horas frente a la pantalla de la computadora.

Por eso, al movimiento cotidiano hay que agregarle, como mínimo, 40 minutos diarios de ejercicios aeróbicos y de fuerza: esto ayuda a bajar de peso, cuidar las arterias y el corazón, mantener la musculatura en forma y oxigenar los tejidos. Al mismo tiempo, mientras se está en actividad se liberan endorfinas, una sustancia que se genera en el cerebro y que se relaciona con la sensación de placer.

Ricart dijo que la actividad física regular es comparable con la alimentación: uno come todos lo días y debe moverse todos los días. “Si hay sobrepeso es necesario asesorarse con un nutricionista y este momento del año es ideal para iniciar una dieta reducida en calorías, porque el calor genera mayor predisposición a comer más frutas y verduras en detrimento de las grasas saturadas y dulces”, dijo la nutricionista Laura Sansalone, de la dirección provincial de Atención Primaria.

CONSEJOS SALUDABLES:

1. Empezar el día con un buen desayuno. Incorporar al menos 3 veces al día lácteos: leche, yogurt y queso aportan proteínas, vitaminas y calcio. Su consumo regular reduce el riesgo de osteoporosis.

2. Comer frutas y verduras todos los días. Sumar a las comidas 2 raciones de verduras y 3 frutas de distintos colores. Las vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra alimentaria ayudan a proteger al organismo contra enfermedades del corazón y diversos tipos de cáncer. Contienen fibras que ayudan a la digestión y a bajar el colesterol en sangre. Favorece la prevención de la obesidad.

3. Elegir alimentos con menor contenido de grasas, azúcar y sal.< /span> Leer las etiquetas con la información nutricional de los alimentos y elegir los productos “reducidos” en sal, grasas saturadas, colesterol y azúcar. Los alimentos procesados en su mayoría contienen sal, azúcar o grasas, y podemos consumir el doble de sal recomendada, esto puede provocar el aumento de la presión arterial, factor de riesgo de infartos al corazón o cerebro.

4. Tomar más agua: al menos entre 6 y 8 vasos diarios ayuda a reponer los líquidos que el organismo elimina. También favorece la eliminación de toxinas, ayuda a la regulación de la temperatura del cuerpo, mantiene la boca fresca y cuida la piel.

5. Sumar al menos 40 minutos de actividad física. Caminar habitualmente ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad. Al aumentar el ritmo e intensidad del ejercicio físico se fortal ece los músculos y al trabajar la fuerza se  mejora la postura, se evitan lesiones y se previene la osteoporosis.

6. Estirar los músculos todos los días. De esta manera disminuyen las molestias de columna, la tensión muscular, se gana flexibilidad y calidad de vida.

 

Prensa Ministerio Salud BA

volver