Domingo 16 de Diciembre de 2018

Registrate NEWSLETTER

Se realizó el trasplante de médula N° 500 con donante no emparentado

El trasplante de médula ósea número 500 con donante no familiar se concretó este miércoles en la Ciudad de Buenos Aires, cuando un paciente argentino recibió las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) provenientes de un donante estadounidense.

Se realizó el trasplante de médula N° 500 con donante no emparentado

El trasplante de médula ósea número 500 con donante no familiar se concretó este miércoles en la Ciudad de Buenos Aires, cuando un paciente argentino recibió las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) provenientes de un donante estadounidense.

Para los profesionales y técnicos del Registro cada solicitud de búsqueda de donantes es un desafío

Se realizó el trasplante de médula N° 500 con donante no emparentado, Me amo me cuido

Se trata de un logro ocurrido a diez años de la creación del Registro Nacional de Donantes de CPH del INCUCAI –organismo dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur– y que integra un registro internacional de 22 millones de donantes voluntarios de todo el mundo. 

“Además de salvar vidas en nuestro país, estas intervenciones expresan la excelencia médica de una Argentina que avanza en su capacidad de respuesta, a partir de recursos humanos capacitados y tecnología de última generación para seguir consolidando la soberanía sanitaria”, afirmó al respecto el titular de la cartera sanitaria nacional, Juan Manzur. 

“Formamos parte de una red mundial de donantes que ha favorecido la búsqueda de donantes voluntarios en todo el mundo, a partir de la cual ciudadanos argentinos han salvado vidas en el exterior y viceversa”, agregó el funcionario. 

Cada año, a cientos de personas se les diagnostica enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos, entre otras, que pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea. Sin embargo, sólo entre un 25% y un 30% de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado, a través de los registros de donantes, entre ellos el Registro Argentino que forma parte de la Red Mundial Bone Marrow Donors Worldwide. 

Desde su creación en 2003 se ha ido incrementando año tras año la lista de voluntarios, los cuales se integran a la red mundial, que cuenta con más de 22 millones de personas de 48 países. 

De los 500 trasplantes de CPH con donantes no emparentados realizados entre 2003 y 2013 a través del registro, 390 se hicieron con células provenientes de donantes y 110 con células de unidades de sangre de cordón umbilical y placenta. Además, en los últimos 5 años se han realizado 20 trasplantes con donantes argentinos en pacientes de nuestro país y del exterior. 

Al respecto, el presidente del INCUCAI, Carlos Soratti, destacó que desde la creación del Registro Nacional de CPH, el sistema de salud nacional garantiza que “todo paciente argentino con indicación de trasplante de células progenitoras hematopoyéticas con donante no relacionado, puede ser tratado en nuestro país sin necesidad de viajar 
al exterior”. 

Soratti resaltó también que los 500 trasplantes se realizaron a pacientes que no tenían donante familiar y añadió que "el Registro también generó donantes de células para otros argentinos y para el mundo, gracias a lo cual se han concretado 20 trasplantes con células donadas". 

Para Gustavo Piccinelli, director del Registro Nacional de Donantes de CPH del INCUCAI, “esta meta alcanzada representa el trabajo que el sistema de procuración ha brindado y ejecutado desde hace de más de 10 años”, a la vez que remarcó que “nos pone muy contentos saber que este esfuerzo mancomunado culmina en la posibilidad de dar respuesta efectiva a pacientes que requieren de un trasplante de este tipo como tratamiento para las enfermedades que padecían”. 

Piccinelli agregó que desde la puesta en marcha del Registro, en 2003, “todo ciudadano argentino que lo decida puede manifestar su decisión de donar médula ósea, universalizando el acceso al trasplante de CPH con donante no emparentado, ya establecido como una práctica habitual". 

Cómo inscribirse 

Los requisitos para ser donante de médula ósea son: estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Hay que dirigirse al Centro de Donantes más cercano y donar una unidad de sangre. Estos Centros funcionan en los Servicios de Hemoterapia de diversos hospitales en todo el país, y allí un técnico informará a los donantes sobre el tema para completar su ficha de inscripción. 

A partir del consentimiento informado del donante, el procedimiento consiste en la toma de una pequeña muestra de la unidad de sangre donada para realizar el análisis de su código genético (HLA), datos que luego se ingresan a la base informatizada del Registro. 

El donante podrá efectivizar la donación de CPH sólo cuando exista un paciente en el mundo candidato a trasplante de CPH, que sea 100% compatible con el código genético del mismo donante. 

Fuente INCUCAI

 

volver