Viernes 24 de Noviembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

Los cinco errores mas frecuentes que hacen fracasar la dieta

Los índices de sobrepeso y obesidad crecen a un ritmo vertiginoso en nuestro país, y a la par de ello se han ido incrementando en la población las "fórmulas mágicas" que apuntan a producir descenso de peso inmediato y con el menor esfuerzo posible. 

 

Los cinco errores mas frecuentes que hacen fracasar la dieta

Los índices de sobrepeso y obesidad crecen a un ritmo vertiginoso en nuestro país, y a la par de ello se han ido incrementando en la población las "fórmulas mágicas" que apuntan a producir descenso de peso inmediato y con el menor esfuerzo posible. 
En ese marco, se han instalado en la sociedad ciertos paradigmas que generan confusión en las personas. éstas acaban armando dietas caseras sin supervisión profesional, situación que muchas veces termina por generar frustración por la no obtención de resultados en el corto plazo, y también puede desembocar en una alimentación desequilibrada desde lo nutricional.
El Dr. Rubén Salcedo, director médico asociado del Sanatorio Diquecito, sostiene que el éxito de toda dieta depende de la implementación de ciertos hábitos específicos y de la eliminación de prácticas alimenticias desfavorables para el descenso de peso. 


Algunas de estas prácticas negativas son:

  • Basar la dieta en largos períodos sin comer: Uno de los errores más frecuentes del dietante es pasar casi todo el día sin comer, pensando que esto le ayudará a bajar de peso. El problema es que luego, al sentir hambre, comerá lo primero que encuentre a su paso, sin medir las consecuencias. En medicina nutricional hay dos sensaciones muy diferentes que se producen en relación al deseo de comer: una es el hambre y la otra es el apetito. El hambre es irrefrenable, en cambio el apetito se evidencia cuando la persona discrimina qué va a comer y qué no. Cuando una persona pasa más de cuatro horas sin comer, deja de tener apetito para empezar a tener hambre.
  • Pensar que con actividad física es suficiente para bajar de peso: La actividad física ocupa un papel importantísimo en todo proceso de descenso de peso, pero para que esto ocurra, la misma debe ir siempre acompañada de un plan alimentario acorde.
  • Dejarse llevar por información errónea en cuanto a los alimentos y su aporte calórico: Un claro ejemplo de esta falta de datos precisos es cuando el dietante, al empezar su régimen, abandona la ingesta de pan y come en su lugar galletitas, cuando éstas tienen muchas más calorías. Lo cierto es que el pan francés tiene 270 calorías cada 100 gr. mientras que la misma cantidad de galletitas "dietéticas" tiene 400. Por ello es importante informarse adecuadamente sobre el aporte calórico de los alimentos, a los fines de desterrar ciertos mitos.
  • Creer que los alimentos "light" nos llevarán indefectiblemente a bajar de peso. Otro error muy común es abusar de los alimentos dietéticos, desconociendo su verdadero nivel calórico. Si como un alimento dietético en lugar del común, habré producido un ahorro de calorías; pero si incremento la porción por entender que estoy frente a un producto "bajas calorías", en definitiva estaré comiendo más calorías por una cuestión de volumen.
  • Para bajar de peso es importante la calidad del alimento y no tanto la cantidad: Es habitual que los pacientes en el consultorio lleguen y pidan "Doctor, deme una dieta para bajar de peso pero que me permita comer mucho". Lamentablemente esto no es posible porque, salvo el agua, todo lo demás tiene en mayor o en menor proporción sus calorías. Es importante que el paciente pueda regular su hábito alimenticio para que su cantidad no sea tan abundante, permitiendo que las calorías se "filtren" por allí.

Es por estos peligrosos errores en la dieta que se recomienda el régimen alimenticio con supervisión profesional, para lograr un eficiente descenso de peso pero sin perder nutrientes, lo que podría generar graves consecuencias al organismo. 
El Dr. Salcedo destaca que "es necesario recordar que la obesidad es una enfermedad crónica y que, por ende, requiere de cuidados crónicos". Por eso la dieta a largo plazo tiene que ser equilibrada para evitar problemas de anemia, o de crecimiento (en adolescentes), o de osteoporosis por baja cantidad de calcio, entre otros.

Fuente: Sanatorio Diquecito

volver