Sabado 25 de Noviembre de 2017

Registrate NEWSLETTER

 

MÉDICOS  BRITÁNICOS  EN  LA  ARGENTINA

MÉDICOS  BRITÁNICOS  EN  LA  ARGENTINA

Dr. Joseph James Thomas Redhead

El Dr. Redhead nació de padres escoceses en Escocia en 1767, aunque algunas fuentes sitúan su nacimiento en Antigua. En una presentación a las autoridades locales de Buenos Aires en 1804, declaró su nacionalidad como Norte Americana, nacido en el Estado de Connecticut. Toda su escolaridad tuvo lugar en Edimburgo; en la Escuela de Medicina fue alumno de una de las figuras más destacadas de su tiempo, Dr. William Cullen. Después de graduarse en 1789, continuó sus estudios en la Universidad de Gotinga, en Alemania; allí, entre sus compañeros distinguidos, estuvieron Guillermo IV (futuro rey de Prisis, el ‘Rey Romántico’) y Alexander von Humboldt. Más tarde viajó por Italia y Rusia, y finalmente se estableció en París, donde estudió con el famoso Dr. Jean N. Corvisart, médico de Napoleón Bonaparte. El Dr. Corvisart fue un médico pionero, descubriendo la utilidad de la auscultación del corazón, además de describir numerosas enfermedades. 

Influenciado en parte por su amistad con el Barón von Humboldt, un naturalista y geólogo que había viajado y hecho extensas observaciones en el norte de Sudamérica desde Colombia hasta el Perú, partió hacia Buenos Aires en 1803, donde revalidó su título de médico en el Protomedicato. En 1806 se dirigió a Potosí, donde iba a comenzar un estudio por vida del entorno en el norte de Argentina, en Bolivia y en el Perú meridional.

Determinó la altura de la "montaña de plata" de Potosí y la de muchos otros picos de los Andes Centrales del Sur, como el Illimani, el Chorolque, y la de las ciudades de Salta y La Quiaca. Estudió la relación entre el punto de ebullición de agua a diferentes alturas, que fue pertinente a estas medidas, publicando un libro sobre el tema en 1819: "Memorias sobre la dilatación del aire atmosférico". Entre sus actividades en el área hizo anotaciones geológicas y geográficas, y estudió los cactus de la zona. De regreso del Perú en 1809, se estableció en Rosario de Lerma, donde realizó estudios botánicos en el Valle de Lerma, y efectuó una amplia investigación clínica sobre el tifus y sobre la malaria. Desde esa época mantuvo una dilatada correspondencia con el Barón von Humboldt, informándole de sus hallazgos en esa zona de América del Sur. 

En 1812 conoció al General Manuel Belgrano, quien era el jefe del Ejército del Norte estacionado en Tucumán, y se convirtió en su médico personal: iba a acompañar a Belgrano hasta su muerte ocho años más tarde. Después de la victoria del ejército en Salta, la expedición de Belgrano con su Ejército al Norte para liberar al Perú del control español, llegó a un fin desastroso, luego de perder las batallas de Vilcapugio y Ayohuma. En ese momento Belgrano estaba afectado por un ataque de paludismo, y su fiebre, sus escalofríos con fuertes temblores fueron finalmente controlados cuando el Dr. Redhead le administró un extracto de corteza de quina. Años después se confirmó que dichos extractos contenían quinina, medicamento que todavía hoy se usa para tratar algunas formas de paludismo.   Después de estas derrotas, Belgrano fue separado del mando del Ejército del Norte y enviado a Europa en una misión diplomática, siendo reemplazado por el General José de San Martín al frente de ese Ejército. A su regreso, Belgrano fue reinstaurado, y solicitó que  una vez más el Dr. Redhead volviera a Tucumán, para tratar sus múltiples dolencias. Lo asistió hasta su muerte en 1820: justo antes de su fallecimiento, Belgrano pidió a su hermana Juana que buscara su reloj de oro de bolsillo, y se lo dio al Dr. Redhead como pago por sus servicios. Dijo: "Esto es todo lo que tengo para dar a este hombre bueno y generoso".

Luego de la muerte de su amigo, el Dr. Redhead regresó por un breve período a Buenos Aires, donde trabajó en el Hospital de la Residencia en el barrio de San Telmo. A los pocos meses se trasladó nuevamente a Salta; ahí fue llamado a atender al General Martin Güemes, a quien cuidó hasta su muerte. Ejerció su profesión en la ciudad de Salta por muchos años, y entre sus pacientes distinguidos se encontraban a Macacha Güemes (hermana del General Güemes) y a su familia, al General Arenales, al General José Gorriti y al Coronel. Manuel Puch.  

Tuvo un extenso intercambio epistolar sobre sus hallazgos botánicos y geológicos con el Sr. Woodbine Parish –el primer cónsul británico en el Río de la Plata- quien lo citara en su libro “Buenos Aires y las Provincias del Río de la Plata”  publicado en 1852: se refería a él como su “inteligente corresponsal”.

El Dr. Redhead también compartió sus conocimientos y hallazgos con varios viajeros de la época. Edmund Temple, quien publicara en 1830 “Viajes por varias partes del Perú”, lo visitó en 1825, y lo describió como un caballero inglés que lo ilustró sobre el clima de la zona, así como sobre tópicos de geología y botánica, un hecho que citara posteriormente Juan Bautista Alberdi. El Capitán Joseph Andrews (“Viajes de Buenos Aires a Potosí y a Arica”) estuvo encantado con toda la información que le proporcionó Redhead en su intento de desarrollar la minería en la zona: por vez primera se menciona en la Argentina la posibilidad de extraer petróleo. Otro viajero inglés, John H. Scrivener, médico y mineralogista, residió por breve tiempo en Salta, y obtuvo del Dr. Redhead extensa información, publicando luego una biografía de él. En ella, Scrivener observa “Redhead era un hombre muy práctico, distinguiéndose en la medicina y en las matemáticas. Era también un buen botánico, y era miembro de varias sociedades científicas europeas. Testimonio de su gran talento, energía y conocimiento, son sus numerosos escritos: sobre temas médicos, sobre la propiedad de las  plantas de la zona, además de haber creado un nuevo sistema para calcular baras barométricas – hecho que contó con la aprobación del Barón von Humboldt – y de un informe sobre la altitud sobre el nivel del mar de varios picos andinos, así como una biografía sobre el General Manuel Belgrano”.

Entre los informes del Dr. Redhead, menciona que en la Provincia de Chaco había minas con vetas de plata, y un meteorito; menciona también que sus hallazgos geológicos en Santiago del Estero sugerían que en algún momento en el pasado remoto esa área era una costa marina.  Otra de sus notas muy comentadas en círculos científicos se titulaba “Algunas observaciones generales sobre la influencia del sol y de la atmósfera sobre la vida animal y vegetal”.

El Dr. Redhead era un admirador de los enormes esfuerzos realizados para lograr la independencia de las Provincias Unidas del yugo español, e hizo amistad con muchos de sus líderes, incluyendo al General San Martín y a su ayudante el General Miller, quien lo acompañaría en el cruce de los Andes y todas sus batallas. Escribió biografías sobre los héroes salteños, el General Martín Güemes y el General Arenales. Estos documentos fueron heredados por Luciano Terrada, el marido de Macacha Güemes. A pedido del General Arenales, escribió un trabajo que luego fuera enviado al Presidente Don Bernardino Rivadavia: “Estado de la salud en Salta”.

El Dr. Redhead falleció a los 80 años en la ciudad de Salta, en el año 1847, en estado de pobreza: era muy admirado y respetado por los pobladores de Salta. Por su voluntad, sus restos fueron inhumados en un panteón construido en su propia Quinta Grande, un predio donde hoy está la iglesia de las Carmelitas de Salta.

En el Centenario de su fallecimiento, fue conmemorado y homenajeado por la Cátedra de Historia de la Medicina de la Universidad de Buenos Aires, y el famoso historiador Arnold Toynbee, en una visita a Salta en 1996, virtió conceptos de respeto y admiración a la figura de este eminente científico.

Dr. Juan D.C. Emery

Servicio de Clínica Médica

Departamento de Relaciones Internacionales

Hospital Británico de Buenos Aires.

 

Bibliografía

  • BERRA HH. “El Médico de Belgrano” en “La Medicina Rioplatense en 1910”. Rev. Med. Rosario, 2010. Vol. 76, Pág. 100-101.
  • FELIZ MR.   www.profeliz.blogspot.com
  • ALONSO RN, SORICH, AD. “Historia de Salta y la ciencia colonial”. www.camdipsalta.gov.ar/INFSALTA/redhead.htm
  • MOLINARI JL. “Manuel Belgrano, sus enfermedades y sus médicos”, Revista Historia, t. III, Año V, jun-sept 1960. Nº 20, Pag.132. Cit. en www.manuelbelgrano.gov.ar/belgrano_enfermedades_su_medico_personal.htm
  • SCRIVENER JH. “Memorias del Sr. Juan H. Scrivener. Impresiones de viaje: Londres-Buenos Aires-Potosí” Buenos Aires 1937. Traducción de TOSI de DIEGUEZ L.
  • ALONSO RN. “Joseph Redhead (1767-1847) y su vida en Salta. Científico y médico de próceres”. www.portaldesalta.gov.ar/medico.htm
  • ALONSO RN. “La Influencia de Humboldt en Salta a Través de Joseph Redhead en la Primera Mitad del Siglo XIX (1803-1847”). Historia de la Geología Argentina. Tucumán 2007.

_______________________________________________________

 

Thomas Falkner

Nacido en el año 1707, era hijo de un boticario de la ciudad de Manchester, donde fue educado en el Manchester Grammar School; su padre le dio una estricta formación en la fe Calvinista. Después de terminar el colegio, y habiendo estudiado Medicina bajo la tutela del Dr. Richard Meade en la Universidad de San Andrés en Edimburgo, y posiblemente bajo Isaac Newton también, ejerció como cirujano en Edimburgo.

La Real Sociedad de Medicina de Londres lo comisionó para estudiar las propiedades medicinales de las plantas de América del Sur, y estando delicado de salud, se le recomendó hacer un viaje embarcado para mejorar su condición física. Conociendo a un ministro de la iglesia que pertenecía a la tripulación de a bordo del Assiento, un barco que comerciaba con la Guinea Africana transportando principalmente esclavos a Buenos Aires, aceptó la invitación de acompañarlo en el próximo viaje de la embarcación como cirujano. Esto era en al año 1731. Al llegar a Buenos Aires, estaba tan enfermo que el capitán del barco decidió dejarlo ahí, bajo el cuidado del Superior del Colegio Jesuítico, el Padre Mahoney.

Luego de recuperar su salud, renunció a sus convicciones calvinistas, y fue recibido en el seno de la iglesia Católica Apostólica Romana. El 15 de Mayo de 1732 ingresó a la Sociedad de Jesús, como miembro activo de la Provincia Jesuítica de Paraguay. Luego de pasar un tiempo en el Colegio Jesuítico de Córdoba del Tucumán en la ciudad de Córdoba, fue enviado como misionero a Puelches, cerca de Río Segundo, donde estableció una colonia para los indios, que denominó Nuestra Señora del Pilar. Sus conocimientos de medicina y de actividades mecánicas prácticas le deparó importante influencia entre los indios de la zona. Por un tiempo, también fue Profesor de Medicina y de Matemáticas en la Universidad de Córdoba.

Aproximadamente en el año 1740 fue enviado aprestar asistencia al Padre Strobel en su Misión con los indios de la Patagonia, que se encontraba en el Cabo San Antonio. El Padre Falkner pasaría más de treinta años en esa comunidad patagónica, a partir de entonces.

En 1786 los jesuitas fueron desterrados de América del Sur: previo a abandonar el Virreinato, fue encarcelado con otros cuarenta miembros de la Sociedad de Jesús. Luego de una estadía en Cádiz, seguido por unos meses en Italia, retornó a Inglaterra. Ahí, en 1771 ó 1772, ingresó en la Provincia Inglesa de la Sociedad, siendo nombrado capellán del Sr Berkeley, en el pueblo de Spetchley. Posteriormente, fue sucesivamente capellán del Sr. Berington, en Wimsley, y del Sr. Plowden, en el condado de Shropshire. El Padre Thomas Falkner falleció en 1784.

Uno de los primeros hitos científicos del Virreinato en esa época ocurrió en 1760, cuando Falkner descubrió en las barrancas del río Carcarañá, cerca del pueblo de Santa Fe, el esqueleto de un enorme armadillo, que mucho tiempo después sería identificado como un gliptodonte (Glyptodon Clavipes).

Unos años antes, en 1750, fue contratado por la corona española para explorer y hacer un mapa de la costa de Sudamérica, desde el sur de Brasil hasta Tierra del Fuego. Una vez completado, fue publicado en Quito 1761, y ha despertado admiración por su exactitud. Posteriormente, relevó el territorio de Paraguay y el de Tucumán, diagramando sus primeros mapas.

Ya en Inglaterra, escribió acerca de sus experiencias patagónicas, que luego fueron compiladas por William Combe, y publicadas en 1774, con el título “Unadescripción de la Patagonia y lugares lindantes de Sudamérica, con aspectos gramaticales y un breve vocabulario, y algunos temas particulares relacionados con las islas Malvinas”. También escribió tratados sobre productos botánicos y minerales de América, y “Fiebres Americanas curables con drogas americanas”. El P. Caballero S.J. afirmó que también editó “Volumina duo de anatomía corporis humani”.

 

Dr. Juan D.C. Emery

Servicio de Clínica Médica

Relaciones Internacionales

Hospital Británico de Buenos Aires.

 

Bibliografía. * www.argbrit.org

* “Thomas Falkner”. Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company. 1923.

* “Falkner, Thomas”. Appletons’ Cyclopædia of American Biography” 1900.

# Ambos rescatados http://en.wikipedia.org/wiki/Thomas_Falkner

volver